miércoles, 5 de abril de 2017

Las Teorías Sociológicas sobre la justificación del Poder

Materiales para Derecho Político 3
Andrés Salvador

Lewis Henry Morgan
(1818-1881)
http://en.wikipedia.org/wiki/File:Lewishenrymorgan.jpg
Ultima visita: 21/08/2011

1. Teoría matriarcal[1]
                                                                                                                                            
Explica Friedrich Engels que Juan Jacobo Bachofen, formula en su obra El Derecho materno (1861): “las siguientes tesis: 1) primitivamente los seres humanos vivieron en promiscuidad sexual, a la que Bachofen da, impropiamente, el nombre de hetairismo; 2) tales relaciones excluyen toda posibilidad de establecer con certeza la paternidad, por lo que la filiación solo puede contarse por línea femenina, según el derecho materno; esto se dio entre todos los pueblos antiguos; 3) a consecuencia de este  hecho, las mujeres como madres, como únicos progenitores conocidos de la joven generación, gozaban de un gran aprecio y respeto, que llegaba, según Bachofen, hasta el dominio femenino absoluto (ginecocracia); 4) el paso a al monogamia, en la que la mujer pertenece a un solo hombre, encerraba la transgresión de una antiquísima ley religiosa (es decir, del derecho inmemorial que los demás hombres tenían sobre aquella mujer), trasgresión que debía ser castigada o cuya tolerancia se resarcía con la posesión de la mujer por otros durante determinado periodo.” [Engels, 1986: 34]

Según Faustino Legon: “Luís Enrique Morgan, norteamericano que mantuvo estrecha y cordial vinculación con los indígenas iroqueses, en una de cuyas tribus fué adoptado, elaboró, a raíz del estudio directo sobre sus sistemas de parentesco (utilizando además ajenos estudios de pueblos salvajes y datos aztecas, griegos y romanos) una teoría que tuvo gran éxito, merced sobre todo a lo que en ella se anticipa de interpretación técnico-materialista de la historia, que interesó de inmediato a Marx y a varios de sus secuaces[2]. Aunque Morgan publicó varios libros, el principal fue Ancient Society del año 1877[3]. En tres grandes períodos del desarrollo social (salvajebárbarocivilizado; subdividido a su vez, cada uno de ellos en estadios inferior, medio y superior) va ubicando las muestras del avance técnico y las etapas de las relaciones sexuales. Estas atraviesan desde una promiscuidad presunta, los tipos de familia consanguínea (grupos matrimoniales por generaciones), punalúa (matrimonios por grupos de hermanos con grupos de hermanas), sindiásmica (uniones transitorias de parejas), polígamo-patriarcal y monógama.” [Legon, 1953: 29-30]


Henry James Sumner Maine
(1822-1888)
http://en.wikipedia.org/wiki/File:HSMaine.jpg
Ultima visita: 21/08/2011


2. Teoría patriarcal

Escribe Faustino Legon: “La teoría del patriarcado concibe la sociedad humana como una superposición de esferas, producidas de un modo sucesivo, más o menos regular. Según Lang el Estado seria una excrecencia de la familia, que ha crecido de una manera natural hasta ser gens, de gens hasta ser tribu… surgiendo, por consecuencia, de la reunión de diferentes tribus la forma política presumible para las situaciones patriarcales originarias.
                Suele citarse entre los que sustentan opinión semejante a Niebuhr, Mommsen, Thirwall, Grote, Hearne y sobre todo a Enrique Sumner Maine; luego, entre otros, a Westermarck, Starke, los hermanos Sarrasin, Grosse.
                Para Maine la condición primitiva de la especie humana fué el Estado patriarcal. El núcleo debió ser una familia cerrada, independiente, bajo la fuerte autoridad del padre. Reunidas varias familias, el varón más sabio y más fuerte gobierna. Maine estima innegable que la consanguinidad o parentesco es el lazo más antiguo de las comunidades humanas; pero que se produjo una modificación substancial –un trastorno- cuando el principio de la habitación sobre el mismo suelo fue establecido como base de la comunidad política.

                La estadía en la India antes de ser profesor de jurisprudencia comparada en Oxford ofreció a Maine valiosos elementos históricos arios, aprovechados en su Derecho Antiguo, del año 186, y en otras obras posteriores. Siempre le acude la imagen del pariente varón de más edad como jefe doméstico; no olvida el patriarcado bíblico, ni el de los cíclopes homéricos; anota que la agnación unifica la familia bajo autoridad paterna.” [Legon, 1953: 33-34]


Bibliografía

Engels, Friedrich   1986:    
El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado.
Barcelona, ed. Planeta-Agostini, trad. cast. de Ediciones Progreso [ Moscú], 1986.


Legon, Faustino   1953:   
Imprecisión y equívocos del bio-origenismo estatal.
en Revista de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, Año VIII – Nro 32, Buenos Aires, Enero-Abril, 1953, pp.17-38.


[1] Advierte Legon que: “después de un chisporroteante desarrollo del matriarcalismo, vinculado a las exageraciones animistas y totémicas, que entre fines del siglo XIX y comienzos del XX halló cabida en tratados, congresos y revistas (v.gr.: Année sociologique con los nutridos aportes de figuras como Durkheim) se fue pronunciando una decadencia incontenible, pese a esporádicos intentos de renovación. En una obra responsable y difundida se ha dicho: “La mayor parte de las pruebas aducidas a favor de la supuesta existencia de un matriarcado universal anterior a la familia patriarcal ha sido reunida por Robert Briffault en The Mothers (1927). A pesar de pruebas e interpretaciones válidas que se encuentran en distintos pasajes del libro hay que considerar a éste como un error gigantesco” (BARNES Y BECKER, Historia del pensamiento social, I, pág. 779). En la misma obra (I, p. 752) queda expresado que la concepción de etapas -al estilo de las supuestas por evolucionistas sociales del tipo de Morgan- “está totalmente desacreditada”. [Legon, 1953: 30 nota 8].

[2] Particularmente a Engels que examina la obra en su El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado (1884) [cf. Engels, 1986: 34-38].

[3] En nota recuerda Legon que: “El título completo en su traducción española, editada por la Universidad de La Plata, 1935, 2 volúmenes, reza: La sociedad primitiva o investigaciones en las líneas del progreso humano desde el salvajismo hasta la civilización, a través de la barbarie” [Legon, 1953: 30 nota 6].